Bruselas, a 1.316 km (3)

-Extranjera tu padre

Esta frase me vino un día a la cabeza sin más, al principio de estar en Bruselas. Al tiempo, pensé: aquí no soy extranjera porque todos lo son. El/la bruselense de rancio abolengo es una especie en peligro de extinción. Yo solo he conocido uno y es imposible entenderle cuando habla. Algo que resulta, a la vez, comprensible…

La foto la hizo un amigo, Eloy, con su cámara Harinezumi en el museo Bozar, durante el vernissage de una exposición de jóvenes artistas belgas que acabó siendo una cosa profundamente snob a la par que mediocre, organizada por un barón y financiada por el banco ING.  

Asqueada y fascinada al mismo tiempo, me digo que en ocasiones así soy extranjera en todas partes. Y que en todas partes cuecen habas.